Mi?rcoles, 17 de marzo de 2010
 En numerosas ocasiones escuché pronunciar desde diversos sectores políticos, periodísticos,"intelectuales", etc. frases que incluyen reiteradamente la palabra PAZ, viniendo desabelotodos defensores-propagandistas de sistemas como el que vivimos en la Argentina.
  Pero bien sabemos que en nuestra realidad este término es por ahora una expresion de deseo, o un augurio que tal vez confunde, incrustada generalmente en frases carentes de solidez y sin concreción final. Por ahora hablar de paz y armonía significa dibujar un panorama del que en realidad nos encontramos cada vez más distante, aunque, creo, no es un concepto inaplicable.
 
  Si reflexionamos acerca de nuestras realidades cotidianas, en nuestros hogares, en nuestros trabajos u ocupaciones, comprendemos que estos gobiernos tan pero tan democráticos no han sido capaces de brindarnos algo que se asemeje a una vida estable en los diversos aspectos de nuestras vidas. Por el contrario subyace en lo colectivo, la idea de que conforme pasan los años, la lucha diaria se hace cada vez más compleja y más conflictiva. Cuando no se trata de la inseguridad es la inflación y el salario que no alcanza,
o los problemas con la educación, o con la salud, o la falta de trabajo, o la corruptela siempre presente en las esferas del gobierno de turno y en otros ámbitos menores, etc.
 
  Con lo cual realmente cuesta ver la paz prometida y repetida hasta el cansancio tantas veces y en tantos lugares de nuestra geografía. Molesta ver que poseemos los elementos, las pautas, los métodos para iniciar el crecimiento verdadero de un pueblo, de una Nación digna, independiente y por supuesto, soberana y que poco o nada se utilizan o se toman en cuenta. La idea, el concepto de paz, sólo coexiste con la solidez de un país estable y soberano. Y sólo desde alli formará UN TODO COHERENTE E INDESTRUCTIBLE en la historia de una Nación. Con esto quiero significar que este vocablo implica y sugiere una concepción mucho más amplia que el simple hecho de la ausencia de violencia o confrontación, en lo individual y en lo colectivo. 
 
  Ha sido y sigue siendo tanta la INCAPACIDAD, la INUTILIDAD y la CORRUPCIÓN de todos estos "cráneos" que nos vienen gobernando desde hace tanto tiempo, que ya se ha instalado como una constante diaria en el vulgo, la idea del no-progreso, de la ausencia total de una sana escala de valores, de los temas de siempre que nos impiden como pueblo girar y enfocarnos hacia un verdadero destino en común. En lo político, en lo económico, en lo cultural, en lo educacional, etc, etc... Todos conocemos lo desastroso de las faltas de políticas de gobierno y el retroceso que ésto genera en todos esos aspectos que menciono y que venimos padeciendo sin control, y lo que entristece aún más: sin reacción por parte nuestra. El aumento de muertos por el aumento de la violencia de todo tipo en las calles de nuestras ciudades se dá en estos sagrados tiempos de libertad y consenso democrático !
  Por supuesto ! Ellos son muy diestros para poner a jueces garantistas que favorecen un plan internacional de proteger cueste lo que cueste y le pese a quien le pese, la integridad y la libertad de aquellos delincuentes de alta peligrosidad, a pesar de sus abominables crímenes cometidos, "castigando" de alguna manera a quienes son las verdaderas víctimas !!
  Son muy diestros para seguir manteniendo vigentes aquellos odios setentistas, consecuencia de un accionar lógico y necesario de nuestras fuerzas armadas que enfrentaron las acciones terroristas ( brazo armado de una internacional comunista despiadada y aberrante ), en defensa de nuestro pueblo y de nuestra Bandera.
  Muy diestros para destinar cuantiosas cantidades de dinero a fundaciones de madres y abuelas de la misma plaza de siempre, o incluso facilitar la televisación del fútbol para que ésta sea universal como una especie de obra máxima, cuando en varias provincias argentinas hay gente de todas las edades, padeciendo y muriendo de desnutrición !!
 
  O recordemos tambien el aumento alarmante de violaciones, abusos sexuales y embarazos no deseados ( que luego entrarán al terreno del aborto ); todo como consecuencia directa de la excesiva pornografía y destape sin censura alguna, al alcance de todo el mundo en todos los medios de comunicación posibles.
  He aquí la nefasta clase de "convivencia en paz" que nos proponen estos gobiernos !!
  Y así podemos seguir... Observando a diario el acampe de piqueteros aquí y allá y en plena avenida 9 de julio, y en las rutas y en donde se les ocurra a ellos ese día, pese a constituir ésto un claro y flagrante delito federal !!
 
  Esbozo ahora un largo etcétera. Y un respiro.
 
  No atenta acaso todo esto contra esa paz que anhelamos?
 
  En virtud de este planteo es bueno intentar redefinir el concepto o la idea que debemos tener acerca de la paz en una sociedad ( no en una suciedad ).
  La paz en realidad no es la ausencia gratuita de la guerra. No es mirar las aves en el cielo ni lo verde de la pradera en las mañanas, en el momento del trinar de los pájaros. Este cuadro es algo bello pero es sólo una parte. No alcanza para la construcción de eso que debemos entender como el bienestar de un pueblo soberano y realmente independiente.
  La paz es un orden. Y es la consecuencia y el resultado de elementos previamente establecidos y ordenados por gobernantes capaces y hacedores de un país mejor, que posean DOCTRINA, VOLUNTAD y TALENTO para resolver los grandes problemas que arrastramos como sociedad y como Nación. 
  Entonces sí, la paz, concebida de este modo, deberá ser cuidada, nutrida y enseñada. Y esto implicará un constante ESTADO DE VIGILANCIA frente a todo aquello que pueda atentar desde lo interno o lo externo contra esa situación de paz, contra ese orden logrado.
 
  Y desde mi humilde punto de vista ésto JAMÁS lo podrán lograr ( porque tampoco les interesa ) estos gobiernos truchos, corruptos e incapaces, que además ostentan ideologías de izquierda o extremadamente liberales, que son totalmente contrarias a nuestro SER y SENTIR ARGENTINO, y que tampoco terminan cumpliendo del todo, es decir con lo que ellos conciben como marxismo-trotskismo... ideología obsoleta, recalcitrante e inaplicable. Como diría un paisano amigo mío: Qué comunismo ni qué ocho cuartos, a estos cuatreros sólo les interesa la guita y el poder !
 
  Y brevemente agrego para finalizar. Allí surge el rol del soldado, del centinela, civil o militar, que hará la diferencia con el hombre común. Esto es, aquella persona hombre o mujer que desde lo espiritual posea el compromiso individual antes que el colectivo o institucional, de ofrendar, de ser necesario, su propia vida para defender a su Patria. 
 
  Dejo para los últimos renglones una pregunta reflexiva, conocida en los ámbitos castrenses. Existe alguien que ame más la paz y a su Patria que aquel que esté dispuesto a dar su vida en defensa de estos valores? 
 
  Naturalmente, la respuesta es no.
 
                                                                                    SENGA


Comentarios